El presidente del Gobierno de Canarias, Fernando Clavijo, ha reconocido hoy que son preocupantes los datos de pobreza en las islas, y ha apostado por derogar la reforma laboral y subir el salario mínimo interprofesional como medidas para luchar contra la misma