El rifirrafe entre el presidente del tribunal y la acusación

 Ante todo, estamos ante un hecho inédito en democracia: la comparecencia de un presidente en sede judicial para declarar sobre una materia tan grave y tan deslegitimadora para el sistema político como la corrupción. Una comparecencia que reivindica el Estado de derecho y el sistema judicial pero que deja en mal lugar al representante de una institución que debe de gozar de la máxima credibilidad.