Carmen Calvo, en la Comisión de Igualdad del Congreso de los Diputados

 De hecho la ministra ha enfatizado que "tenemos a 17 ministros y ministras trabajando por la Igualdad, hemos recuperado el ministerio ubicado en la Vicepresidencia del Gobierno y otros ministros y ministras ya han hecho en esta Cámara propuestas de Igualdad de género, de feminismo y  de respuesta al eje de la democracia: el respeto a más de la mitad de la población en sus derechos y libertades".

 

La ministra y vicepresidenta ha comenzado su intervención recordando que "desgraciadamente en lo que va de año tenemos 21 mujeres asesinadas, las últimas en muy poco espacio de tiempo", en lo que ha calificado como "un verdadero horror de esta sociedad, del estado, de los poderes públicos, de las responsabilidades de todos y cada uno de nosotros, particularmente de las mías".

Ante esta situación la ministra ha apelado a la necesidad de "seguir avanzando en la conciencia de esta sociedad, trabajando contra el ambiente en el que el machismo llega hasta el extremo del asesinato de las mujeres y de sus hijos e hijas". La ministra ha destacado también que "desde que tenemos estadísticas hay 945 mujeres asesinadas", proponiendo que a partir de este momento hablaremos del cómputo total. La sociedad necesita saber que el cómputo es enorme, tremendo; el cómputo es global y ésa es la tragedia".

Con respecto al trabajo en el Pacto contra la Violencia de Género, Calvo ha llamado al resto de los grupos parlamentarios a mantener "la coordinación, lealtad y el compromiso, con convicción y sinceridad, por lo que esto representa para defender la seguridad de las mujeres, sus derechos y sus libertades", recordando que "el Pacto, que está en vigor se desarrollará durante la próxima conferencia sectorial prevista para finales de Julio".

Carmen Calvo ha anunciado asimismo que este Gobierno realizará un mayor esfuerzo presupuestario y de coordinación con Comunidades Autónomas, y especialmente a Ayuntamientos, para impulsar el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, señalando a los consistorios como "los espacios donde debemos centrar las políticas de amparo, prevención y auxilio. Tienen que estar fortalecidos en competencias de políticas sociales y dotados de recursos a este efecto".

La ministra ha hecho referencia al anuncio del ministerio de Educación sobre la creación de la asignatura de Valores Cívicos en el inicio de la formación educativa en pro de "la igualdad de género, el respeto a la diversidad".

La ministra ha hecho referencia a la futura Ley integral contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual, cuyos datos y estadísticas ha calificado de "escandalosos", también como problema de ámbito internacional. La ministra ha manifestado su deseo de que "podamos trasladar a la política europea y a los organismos internacionales, la firme determinación de España, a través de sus Cortes Generales y de su Gobierno, de que ésta no es una situación asumible, en ningún lugar ni en ningún país". "El tráfico de las mujeres como mercancía atropella todos los derechos humanos, todos sus derechos y también los de muchos niños y niñas".

Carmen Calvo ha abogado también por "hacer una revisión solvente que permita asegurar mucho mejor, en términos de garantías, los tipos penales, que no pongan en riesgo a través de la interpretación, lo que son gravísimos delitos contra las mujeres".

Aludiendo a este respecto a la reciente Ley aprobada en Suecia -por la que cualquier acto sexual sin consentimiento ya es considerado como violación- y a la Ley similar que está en marcha en Alemania, la ministra ha manifestado su intención de que "el lema sustantivo de las modificaciones suecas y alemanas, sea el que consigamos sacar adelante aquí. Es algo tan rotundo y tan perfecto, como que si una mujer no dice expresamente 'sí', todo lo demás es 'no'. Ahí es donde está preservada su autonomía, su libertad, el respeto a su persona y a su sexualidad".

Calvo ha dicho que "para alcanzar la libertad de las mujeres es necesaria su autonomía e independencia económica, para garantizar su acceso al empleo" con unas condiciones de trabajo "dignas" que permitan compatibilizar la vida laboral y familiar. A este respecto ha anunciado el impulso de una Ley de usos del tiempo que permitiría establecer un nuevo sistema de organización de los tiempos para facilitar "la corresponsabilidad de la vida familiar, laboral y personal" de hombres y mujeres.

Carmen Calvo también ha anunciado que el Gobierno trabajará para eliminar la discriminación que sufren las mujeres y las niñas con discapacidad, que representan el 60% de la población total con discapacidad en España  y que  "son víctimas extremadamente vulnerables". La vicepresidenta ha asegurado que el Gobierno impulsará un Programa de Apoyo a las mujeres con discapacidad intelectual para promover su igualdad. 

La vicepresidenta ha indicado también que el Gobierno hará frente a los retos a los que se enfrenta la comunidad LGTBI y ha hecho referencia al "acoso" en el colegio que sufren los  niños y niñas "trans". La ministra ha matizado que estas situaciones "pueden destrozar vidas" y ha asegurado que el Gobierno adoptará medidas para prevenirlas  y erradicarlas "porque una sociedad democrática se  merece la verdad y la decencia consigo misma y se la merece en todos y cada uno de los rincones" ha puntualizado Carmen Calvo.

Por otro lado, la ministra de Igualdad  ha anunciado durante su comparecencia que ha encargado a la Real Academia Española un estudio para adecuar la Constitución a un lenguaje que incluya a las mujeres, "porque tenemos una Constitución en masculino", de "ministros y diputados, que se corresponde con tiempos de hace 40 años". Carmen Calvo considera que este paso es necesario para "adecuar la Carta Magna a un lenguaje correcto y verdadero con la realidad de una democracia que transita entre hombres y mujeres". La vicepresidenta trasladará el estudio de la RAE a las Comisiones de Igualdad y Constitucional del Congreso.