Resultado de imagen de VIH/SIDA

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado   sobre el creciente aumento de resistencia a fármacos contra el virus del VIH, causante del SIDA. De no tomarse medidas urgentes, el problema podría retrasar los avances obtenidos en el tratamiento y prevención de la infección de la enfermedad en todo el mundo.

Así se desprende de su Informe sobre la resistencia a los medicamentos contra el VIH 2017, en el que se pone de manifiesto que en 6 de los 11 países encuestados en África, Asia y América Latina, más del 10% de los pacientes que comenzaron la terapia antirretroviral tenía una cepa resistente a alguno de los fármacos más utilizados para combatir el VIH.

Los países que preocupan a la OMS son Argentina, Nicaragua, Guatemala, Namibia, Uganda y Zimbabue.

La organización ha recomendado la revisión urgente de sus programas de tratamiento contra la enfermedad. A este respecto, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha subrayado que "la resistencia antimicrobiana a los medicamentos es un desafío creciente para la salud global y el desarrollo sostenible".

"Necesitamos abordar de manera proactiva los crecientes niveles de resistencia a los fármacos contra el VIH si queremos alcanzar el objetivo mundial de poner fin al SIDA en el año 2030", ha señalado.

Según indica la OMS, la resistencia a los medicamentos contra el VIH se desarrolla cuando las personas no se adhieren a un plan de tratamiento prescrito. Esto puede ser debido, a veces, a las carencias de acceso constante al tratamiento y de una atención de calidad. Estos pacientes podrían transmitir virus resistentes a los fármacos a otras personas.

De los 36,7 millones de personas que viven con este virus en el mundo, 19,5 accedían al tratamiento antirretroviral en 2016.

Por su parte, la responsable de Atención de VIH de la OMS, Silvia Bertagnolio, ha explicado que la situación "puede fácilmente llevar a más infecciones y muertes por SIDA. Los modelos matemáticos que se han elaborado muestran que puede haber 135.000 muertes y 105.00 nuevas infecciones adicionales en los próximos cinco años sino se afronta este problema".

Los costes del tratamiento del VIH podrían ascender a 558 millones de euros (650 millones de dólares) adicionales durante este tiempo, según ha indicado.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) ha presentado este jueves los datos mundiales de prevalencia de la enfermedad en 2016. En el último año se registraron 1,8 millones de nuevos casos y un millón de muertes. Las defunciones por la enfermedad han caído a la mitad desde 2005, cuando fallecieron 1,9 millones de personas.

Desde 2005, las muertes por VIH se reducen a la mitad en todo el mundo

Un total de siete nuevos países ya han alcanzado los objetivos de 90-90-90 (Botswana, Camboya, Dinamarca, Islandia, Singapur, Suecia y Reino Unido) y muchos más están a punto de lograrlo. "Acabar con el SIDA es posible, es un compromiso compartido y una aspiración", ha añadido la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, durante la presentación de estos datos.

Además, la reducción de las muertes por SIDA ha permitido que la esperanza de vida haya aumentado significativamente en los países más afectados desde que se extendió la enfermedad por el mundo. En África ha crecido casi 10 años desde 2006.