Una mujer camina frente a un grafitti en apoyo a la Constituyente de Venezuela

Las inusuales medidas con las que el Poder Electoral de Venezuela busca blindar la elección de la Constituyente

El primer paso de esa "ofensiva final" es un paro de 48 horas, convocado por la denominada Mesa de la Unidad Nacional (MUD) y que empezó este miércoles, en mismo día en el que el gobierno de Estados Unidos anunció nuevas sanciones contra funcionarios del gobierno venezolano.

El gobierno de Estados Unidos impone una nueva ronda de sanciones contra 13 altos funcionarios de Venezuela

En esta primera jornada de huelga la fiscalía confirmó el fallecimiento de Rafael Vergara, de 30 años, durante una manifestación en la localidad de Ejido, en el occidental estado de Mérida.

También murió en Caracas un adolescente de 16 años cuya identidad hasta el momento se desconoce. Ha habido al menos 50 detenidos.

Además de calles bloqueadas con barricadas, ausencia de transporte público en algunas zonas del país y comercios cerrados, también ha habido enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes en Caracas y otras ciudades importantes del país, según reportaron medios locales.

"Todos (los venezolanos) deben quedarse en sus casas a no ser que bajen a trancar sus calles o avenidas", invitó, en vísperas del paro, el diputado opositor Freddy Guevara.

La oposición aseguró que la huelga fue secundada en un 92%, lo que fue negado por el propio Nicolás Maduro.

El mandatario aseguró en un acto con sus simpatizantes trasmitido por televisión que el paro "ha sido derrotado" por la "clase obrera" que ha obtenido "una victoria total hoy frente al intento de una huelga indefinida".

La elección de una nueva Asamblea Constituyente está prevista para el domingo 30 de julio.

Según el diputado, la huelga general tuvo el mayor índice de cumplimiento en el sector de transportes, seguido del petrolero, el comercial y el sector público.

Como paso siguiente a la huelga, la coalición opositora está convocando a una gigantesca movilización en Caracas el viernes, dos días antes de la fecha prevista para celebración de los polémicos comicios.

Más de 7,2 millones de venezolanos votaron en contra de la idea de la Constituyente en un referendo informal organizado por la oposición el pasado 16 de julio.

"El grito que dio Venezuela": más de 7 millones de personas respaldan la consulta popular de la oposición

Y la oposición espera paralizar completamente el país por dos días para tratar de forzar la mano del presidente Nicolás Maduro, electo en abril de 2013 con 7,58 millones de votos.

El mandatario insiste en que la actual Constitución, promulgada bajo el gobierno de Hugo Chávez, necesita ser reformada para proteger las conquistas de su revolución y regresar al país a la calma.

Pero sus críticos sostienen que se trata de una maniobra para tratar de mantenerse en el poder después de meses de protestas y enfrentamientos, que ya han dejado más de 100 muertos.