Unidos Podemos considera que es necesario pasar a la "acción inmediata" y poner las propuestas encima de la mesa para un "debate político urgente".

Y lo primero que habría que abordar es la financiación de las comunidades autónomas, que es  "actualmente insuficiente en muchas de ellas para garantizar la protección a la salud de nuestra población".

También es necesario contemplar, en su opinión, un fondo de cohesión "acorde a las necesidades" ya que se ha pasado de 150 millones en el año 2002, cuando se concluyeron las transferencias sanitarias, a los 3'7 millones para el año 2017, una cantidad "claramente insuficiente", según sus palabras.

Piden también la derogación de la reforma sanitaria y "recobrar" la atención sanitaria universal", así como revertir el copago farmacéutico para los pensionistas y evitar la fragmentación de la cartera de servicios, que supone "una puerta abierta a más copagos".

"Revertir la privatización del sistema sanitario y evitar que siga extendiéndose de forma silente" es otra de las peticiones de Unidos Podemos, que reclama también desarrollar la Ley de Salud Pública del 2011 y evitar que se continúe aumentando el consumo desmesurado de servicios sanitarios.

Urgen también a que la política ejercida por los Ministerios, tanto de Sanidad como de Hacienda, con la industria farmacéutica sea "clara, transparente y eficiente".

"La fijación de precios sin conocimiento del coste real del fármaco, como sucedió con el precio del tratamiento de la hepatitis C, (900 euros en Egipto y 63.000 dólares en EEUU), puede poner en peligro la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario",