La criminalidad creció en Canarias en 2017 un 2,9%, con respecto al año anterior, hasta un total de 91.359 infracciones penales, según datos hechos públicos este jueves por el Ministerio del Interiorque recoge un aumento en la provincia de Las Palmas del 4,5% frente al 1,2% de la provincia de Santa Cruz de Tenerife.

Además, en todas las islas hay un repunte de la criminalidad salvo en La Gomera y La Palma, donde las infracciones caen un 5,6% y 13,8% respectivamente. Así, los delitos aumentaron en Fuerteventura (+11,9%), El Hierro (15,5%), Lanzarote (8,6%), Gran Canaria (2,5%) y Tenerife (1,9%).

En el Archipiélago, las infracciones más comunes fueron los hurtos, que cayeron un 2,7% (30.127), los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones, que también bajaron un 5,8% (5.347) y los robos con fuerza en domicilios, que descendieron un 8,7% hasta 3.263.

Entre los que suben destacan los secuestros --que pasaron de dos a cuatro--, las agresiones sexuales con penetración (+77,8%), los delitos contra la libertad e indemnidad sexual (+17,9%) y sustracciones de vehículos (+11,9%).

En el balance destaca la caída de los delitos más graves, como los homicidios dolosos y asesinatos consumados, que bajaron de 21 a 20 (-4,8%), y los homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa, que bajaron un 18,2% hasta 36, mientras que el tráfico de drogas se redujo ligeramente (0,7%)