Resultado de imagen de cristina valido europa press

 

La consejera regional de Servicios Sociales y Vivienda, Cristina Valido, admitió ayer, en una comparecencia en comisión solicitada por el PSOE, que la política de Vivienda en Canarias se encuentra en la actualidad prácticamente como si partiera de cero. Como anticipándose a las previsibles críticas de la socialista María Teresa Cruz Oval por la descoordinación que aprecia en los distintos órganos del departamento (Visocan, Icavi y el Registro Público de Vivienda), Valido subrayó que esta triste situación no tiene un consejero o director concretos como culpables, sino que se debe a la crisis y a la parálisis vivida en esta materia en el ámbito público en los últimos diez años, así como por la pérdida de convenios e inversión estatal.

La responsable del área recordó que tanto la construcción de casas públicas como la rehabilitación han estado casi paradas en este decenio. Además, aludió a la deuda que seguían acumulando la consejería y algunos de esos órganos, sobre todo por los créditos ICO. Sin embargo, remarcó que, en 2017, acabaron por zanjar los préstamos y que esto, junto a la mejoría económica, la recuperación de financiación estatal y de convenios, ha permitido comenzar a reactivar las reformas en algunas zonas.

Asimismo, insistió en que también empiezan a dar los primeros pasos en construcción de nuevas casas, aparte de recalcar el esfuerzo que realizan para elaborar un nuevo plan de vivienda que sustituya, actualice y mejore el de 2012.