Imagen de la campaña que pide justicia para Noura Hussein en redes sociales

Un tribunal de Sudán ha ordenado la ejecución de Noura Hussein, una joven de 19 años que mató a su marido en defensa propia cuando este trataba de violarla. Según ha explicado Noura, su padre la obligó a casarse con un primo en contra de su voluntad cuando solo tenía 16 años, pero la joven se negó y se refugió con un familiar durante tres años.

La joven regresó a Khartoum, su ciudad natal, el pasado mes de abril, ante la promesa del padre de que el enlace había sido cancelado. Sin embargo, se encontró con que la familia estaba ultimando los preparativos para la boda y fue obligada a contraer matrimonio con su familiar.

Noura asegura que se negó a mantener relaciones sexuales con su marido después de la ceremonia. Sin embargo, el 2 de mayo, cuando llevaban seis días casados, él la violó mientras tres familiares la sujetaban por la fuerza. Al día siguiente, el hombre trató de volver a abusar de ella y, durante un forcejeo para liberarse, Noura le apuñaló y le mató.