La primera dama de Estados Unidos, Melania Trump, regresó hoy a la Casa Blanca después de casi cinco días hospitalizada para recuperarse de una operación quirúrgica para tratar un problema en el riñón, según informó su oficina.

"La primera dama regresó a casa, a la Casa Blanca, esta mañana. Está descansando cómodamente y con buen estado de ánimo", dijo en un comunicado la portavoz de Melania, Stephanie Grisham.

"Nuestra oficina ha recibido miles de llamadas y correos electrónicos deseándole lo mejor a la señora Trump, y agradecemos a todos aquellos que se han tomado el tiempo de contactarnos", agregó Grisham en la breve nota.