Rodrigo Rato en una imagen de archivo

El juez de Instrucción número 31 de Madrid ha rechazado "por el momento" procesar al exvicepresidente del Gobierno Rodrigo Rato únicamente por las presuntas comisiones irregulares de 835.000 euros recibidas por publicidad de Bankia, al entender que están "íntimamente" relacionadas con otros delitos investigados.

En un auto, el magistrado Antonio Serrano-Arnal descarta la petición de la Fiscalía Anticorrupción dados los vínculos de estas pesquisas con el supuesto fraude fiscal y el blanqueo de capitales objetos de seguimiento en las distintas piezas separadas de las que se compone el caso.

Fechado el pasado 4 de junio, la fiscal Elena Lorente aseguraba que Rato, con el objetivo de cobrar estas comisiones de las agencias que ganaron la campaña de lanzamiento de la entidad, "se sirvió de íntimos colaboradores", entre ellos Alberto Portuondo, contratado como asesor externo de Caja Madrid a principios de 2010; la secretaria personal del político, Teresa Arellano, y su "amigo" y exconsejero de la entidad, José Manuel Fernández Norniella.

Al respecto, insistía en que "a los efectos del control absoluto", el exvicepresidente del Gobierno "colocó" en el equipo de comunicación y publicidad del banco a otras personas de su círculo, contra las que igualmente se dirige la causa, y que constituyeron un "auténtico grupo de presión", actuando como "núcleo duro a las órdenes y en beneficio" de Rato.

Pese a desestimar la petición principal del Ministerio Público, el juez atiende la prueba documental solicitada e incorpora al procedimiento documentación procedente de ONIF, Oficina Antifraude dependiente de Hacienda, así como de atestados y oficios de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

En declaraciones a Efe, criticó que la Fiscalía proponga juzgarle por estas comisiones sin que el juzgado haya examinado las últimas pruebas ordenadas por la Audiencia Provincial de Madrid, que instó al juez instructor para que requiriese a Bankia las propuestas de todas las agencias a fin de demostrar si la adjudicación "se debió a que éstas eran las mejores como ellas sostienen, y no al presunto pago de comisión" alguna.

Al respecto, el ex director gerente del FMI asegura que la documentación enviada hasta ahora por la entidad "indica que los procedimientos internos se respetaron", e insiste en que el Ministerio Público, en ningún momento, ha probado que se hayan vulnerado los procedimientos de adjudicación o que se perjudicara al banco.