Angela Merkel y Horst Seehofer

El ministro alemán de Interior, Horst Seehofer, ha anunciado este lunes que ha llegado a un acuerdo con la canciller Angela Merkel en relación con la gestión de los flujos migratorios que llegan al país, con lo que consigue frenar la crisis que atravesaba la coalición de Gobierno en Alemania por el enfrentamiento entre ambos en torno a la política migratoria.

Se trata de la creación de un "nuevo régimen fronterizo" entre Alemania y Austria, que incluye la creación de "centros de tránsito" desde los que será posible rechazar el ingreso de solicitantes de asilo registrados como tales en otros países de la Unión Europea (UE). Desde esos lugares se enviará de vuelta a esos solicitantes de asilo que hayan llegado a la UE por la frontera de otro Estado miembro a los países de los que provienen, para lo que el compromiso prevé llegar a "acuerdos administrativos con los países afectados".

El acuerdo fue anunciado por Seehofer, líder de la Unión Socialcristiana (CSU), enfrentado por esa materia con Merkel, líder de su socio en el Gobierno de coalición, la Unión Cristianodemócrata (CDU), al término de una reunión que mantuvieron en Berlín.

Seehofer: "Este acuerdo me permite continuar"

"Tenemos un acuerdo claro sobre cómo prevenir la inmigración ilegal en las fronteras entre Alemania y Austria en el futuro", celebró Seehofer. "Este acuerdo muy sólido, que se corresponde con mis ideas, me permite continuar dirigiendo el Ministerio del Interior", ha asegurado.