La periodista, política y activista yemení por la defensa de los derechos humanos galardonada con el nobel de la paz, Tawakkol Karman. EFE

La desigualdad de género no se solventará hasta que se transforme radicalmente la sociedad, ha asegurado hoy la premio nobel de la paz Tawakkol Karman durante la conferencia regional "Empoderar a las mujeres en Afganistán" celebrada en Astaná.

"No veremos un verdadero progreso en los problemas de las mujeres a no ser que se produzca una transformación social total además de una transformación del poder del Estado, del poder judicial, del sistema de los derechos humanos y, por supuesto, de la educación", dijo Karman.

La también periodista, política y activista yemení, abogó por cambios profundos que conlleven "a obtener resultados reales en la lucha por la dignidad y la igualdad".

 

La conferencia, que reunió a diversas personalidades de la política de la región de Asia Central, apostó por la educación como arma principal en la lucha por la inclusión de las mujeres afganas en todas las esferas social, política y económica.

"No olvidemos la importancia de la educación como base para cualquier transición de las mujeres jóvenes y para curar el extremismo", dijo Karman.

Una cuestión con la que coincidió la ministra afgana para Cuestiones de la Mujer, Dilbar Nazari, que reconoció que el analfabetismo es el principal obstáculo en esta lucha sobre todo en las zonas rurales de su país.

"Desafortunadamente, muchas mujeres que viven en aldeas no conocen sus derechos debido al analfabetismo, no tienen acceso a internet", lamentó.

Nazari recordó a los asistentes la mejora de la situación de las mujeres en Afganistán, aunque reconoció que la labor gubernamental se ve frenada por las acciones militares.

Además, Estados Unidos y la Unión Europea han querido mostrar su apoyo a esta conferencia regional mediante la participación mediante vídeo de Ivanka Trump, hija y asesora del presidente estadounidense, Donald Trump, y la alta representante de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini.

 

Mogherini celebró el programa trilateral de Kazajistán, Uzbekistán y Afganistán para promover la educación de las mujeres afganas en Asia Central a la vez que aseguró que la UE "siempre ha sido y continuará siendo la principal defensora de las mujeres en Afganistán".

 

Por su parte, Ivanka Trump sostuvo que "el estado y la posición de estas mujeres determinará si Afganistán es o no un miembro civilizado de la comunidad de naciones".

 

La secretaria de Estado kazaja, Gulshara Abdykalikova, al hablar en la conferencia, propuso varias formas sobre los temas de la expansión de los derechos de la mujer en Afganistán.

El evento regional concluyó con la adopción de la Declaración de Astaná, donde se hace hincapié en la importancia de la participación de las mujeres en el proceso de reconciliación nacional así como en la necesidad de trabajar en la inclusión total de las mujeres en la educación y el empleo.