La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo (d), durante su intervención en la sesión de control al Gobierno en el pleno del Senado

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha asegurado este martes en la sesión de control en el Senado que el actual Ejecutivo socialista ha actuado con "lealtad" y "corresponsabilidad" para solucionar los problemas de los catalanes, pero ha advertido a los soberanistas que convocar un referéndum como el del 1 de octubre, pese a la suspensión del Tribunal Constitucional, tiene "consecuencias" en democracia.

En respuesta en la sesión de control en la Cámara Alta al portavoz del PDeCAT en el Senado, Josep Lluis Cleries, que ha acusado al PSOE de ser "cómplice" de la "represión" del Estado contra los presos independentistas, Calvo ha reprochado a los soberanistas que hayan llevado a Cataluña a un "lugar imposible" en una "especie de yincana" para ver "quién es más independentista".

"En democracia, los hechos tienen consecuencias", ha insistido Calvo en referencia a los escritos de acusación de la Fiscalía y la Abogacía del Estado, al tiempo que ha destacado que el Gobierno responde de su actuación para mejorar la vida de los catalanes porque "en lo demás" al Ejecutivo "no le incumbe".

Calvo ha asegurado que "en el espacio de la política" encontrarán al Ejecutivo, pero no en el "espacio de las proclamas" que es donde se sitúan a su juicio los políticos independentistas. "Cada día peor y provocándole más sufrimiento a Cataluña y a España", ha lamentado.