Dani Mateo.

 

El humorista Dani Mateo no está viviendo una época fácil. Desde que hace unos días se sonara los mocos con la bandera de España en El Intermedio, de La Sexta, ha sido el centro de las críticas de muchos.

Eso ha ido a más y ha afirmado tanto él, su familia, su pareja y las empresas para las que trabaja han llegado a recibir amenazas. "Ha sido muy fuerte. Sinceramente, muchos me pueden acusar de ingenuo pero no supe prever la dimensión", admitía.

También ha perdido contratos publicitarios tras la polémica. Por ejemplo, Clínica Baviera, con la que trabajaba, ha decidido romper su relación por el famoso número de la bandera y al firma de maquillaje Pinceles Vendetta y Temptu España han solicitado a La Sexta y a Globomedia que "retiren" su imagen y patrocinio de "este espacio televisivo".

Este martes, Dani Mateo ha ejemplificado con ironía en Twitter cómo es su estado de ánimo. "Ayer fui a masturbarme y lo dejé a medias... Así de mal estoy", ha escrito en la red social.