Una joven sostiene una pancarta de "Yo sí te creo" en una manifestación contra la sentencia de 'La Manada'

El Gobierno de Pedro Sánchez está estudiando "cómo hacer" que los Servicios Jurídicos se personen como parte en defensa de las víctimas de delitos contra la libertad sexual y, en concreto, de la víctima de La Manada, según ha anunciado este viernes la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, Celaá ha reconocido este viernes que la puesta en libertad provisional de los cinco condenados de 'La Manada' ha generado sorpresa al Ejecutivo, por lo que ha expresado su compromiso de estudiar una reforma de la ley en relación con estos delitos.

"El Gobierno esta mañana ha tomado el compromiso de, precisamente para luchar contra los delitos, la libertad e indemnidad sexual, estudiar que el Servicio Jurídico del Estado se persone como parte en defensa de las víctimas", ha señalado.

Esta decisión se produce después de que la Audiencia de Navarra haya dictado la libertad provisional bajo fianza de 6.000 euros para los cinco miembros de La Manada condenados a nueve años de prisión por un delito de abuso sexual. Los magistrados no aprecian riesgo de fuga de los condenados ni aprecian tampoco riesgo de reiteración delictiva, según exponen en el auto.

También ha recalcado que "no todos los casos son iguales y este es un caso particularmente diferente" con unos "hechos probados gravísimos", sobre los que el Gobierno está "particularmente sensibilizado"