En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno y ministra de Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, explicó que no se puede perder “ni un solo instante” porque es “completamente inasumible” para una “democracia madura” que el dictador mantenga una “tumba de Estado” en el mismo lugar que yacen los restos de víctimas ambos bancos de la Guerra Civil. “Es una falta de respeto”, dijo.