Un convenio firmado recientemente entre la Universidad de La Laguna y la Fundación Canaria Ágora, permite crear una novedosa cátedra, de las primeras en España, vinculada con las nuevas tecnologías y la medicina, que dirige el catedrático de la ULL, Antonio Alarcó

El catedrático de Cirugía de la Universidad de La Laguna y jefe del equipo de Trasplantes Pancreáticos del HUC, Antonio Alarcó, será el responsable de dirigir la Cátedra de Telemedicina, Robótica y Telecirugía, de las primeras en España, tras la firma del convenio entre la ULL y la Fundación Canaria Ágora, con la financiación de la Fundación Disa.

El rector de la Universidad de La Laguna, Antonio Martinón Cejas, y el presidente de la Fundación Canaria Ágora, Luis Felipe Saavedra Rodríguez, firmaron recientemente el convenio de colaboración para el patrocinio de la Cátedra Institucional en Telemedicina, Robótica y Telecirugía Fundación Canaria Ágora-Universidad de La Laguna.

El convenio tiene por objeto impulsar la formación, la investigación y la divulgación del entrenamiento en Telemedicina, Robótica y Telecirugía, así como la formación sanitaria y quirúrgica de los actuales y futuros profesionales sanitarios en Canarias.

La creación de esta cátedra, la segunda en España en Telemedicina, Robótica y Telecirugía, es la culminación del reconocimiento de la Universidad de La Laguna a la dedicación y al trabajo del profesorado de la ULL y el personal especializado en esta materia del Hospital Universitario de Canarias (HUC).

Hace doce años se puso en marcha el proyecto europeo Cirumac, basado en crear el primer quirófano inteligente en la sanidad pública española y, gracias a él, a día de hoy los principales centros hospitalarios de la Macaronesia están conectados. Además, la especialización de profesionales de la salud de las Islas Canarias, Madeira y Azores optimiza el rendimiento de los equipos quirúrgicos y suplen las carencias actuales que limitan la modernización de la provisión de salud de la población residente y turística de dichos territorios.

Actualmente, en el HUC existe un quirófano integrado en el que se puede grabar y transmitir a la Universidad de La Laguna para que sus estudiantes no tengan que entrar en el quirófano y esterilizarse, pero que puedan seguir las operaciones que se hacen en él. Además, en el campo de la robótica se cuenta con simuladores para todas las patologías, que permiten operar las veces que se quiera pero sin ningún tipo de riesgo para los pacientes.

Tras la firma del convenio, se constituyó la primera comisión mixta en la que, por unanimidad, se eligió a Antonio Alarcó, catedrático de Cirugía de la ULL y jefe del Servicio de Trasplantes Pancreáticos del HUC, como director de la cátedra.

“Estoy encantado de poder dirigir esta Cátedra. Es una gran responsabilidad no sólo para mí sino para el equipo que la formaremos e intentaremos hacerlo con la mayor dignidad posible. Además, es un reconocimiento universitario que nos da más fuerza para coger algo que ya estaba funcionando desde hace 12 años y que seguiremos completando”, explica Alarcó, que insiste en que “Canarias está a la vanguardia en medicina robótica y en telemedicina, aunque no podemos olvidarnos de que el hombre nunca será sustituido ni por la robótica ni por ninguna máquina, ya que quien hace los robots siguen siendo los hombres”.