Cristiano Ronaldo celebra el 0-1 frente al Atlético

El portugués fue objeto de los pitos y gritos en contra del Calderón desde el calentamiento y la estrella merengue acabó masacrando al Atlético al marcar los tres goles del que será el último derbi -al menos en Liga- que se dispute en el Vicente Calderón.

Los tres tantos del '7' materializaron la poderosa presencia del Real Madrid en este derbi, en el que Zidane ganó la partida a Simeone. El conjunto blanco firmó una de las mejores primeras partes que se le recuerdan en mucho tiempo y manejó con solidez el partido, con Modric en la batuta y un sobresaliente Isco en la creación.

El malagueño está de dulce y demostró que ha regresado de la selección cargado de confianza. Gran noticia para Zidane, que le colocó en el once y disfrutó de sus diabluras. Fue el mejor del Madrid en el primer acto, que se saldó con una ventaja visitante por la mínima gracias a un gol de falta de Cristiano Ronaldo.

La barrera se abríó, el disparo pegó en Savic y el balón fue inalcanzable para Oblak.

El tanto, poco vistoso, asentó todavía más al Real Madrid, que jugó cómodo y atajó sin demasiado esfuerzo cualquier intento rojiblancos. Nacho, finalmente titular en detrimento de Ramos, volvió a mostrarse seguro en el centro de una defensa muy atenta a las carreras de los extremos atléticos.

El equipo local, espoleado por su afición, arrancó con fuerza la segunda mitad, con ocasiones de Carrasco, Torres y Griezmann. Simeone decidió ir a por todas y metió a Correa y Gameiro por Gabi y Torres. Pero su apuesta llegó acompañada de un jarro de agua fría.

A falta de 20 minutos el partido se puso definitivamente cuesta arriba para los locales. Un despeje larguísimo de cabeza de Varane fue aprovechado por Cristiano, que ganó en carrera a un Savic que acabó por derribarle torpemente dentro del área. Penalti y segundo tanto para los blancos.

El Átlético se vino abajo y el Madrid hizo sangre. Una carrera de Bale por la izquierda encontró de nuevo al voraz Cristiano, que hizo el tercero y definitivo de una noche fatídica para el Atlético. Los de Simeone buscaron el tanto del honor pero no lo encontraron y se fueron de vacío en una noche para el olvido. El Madrid, triunfante, es más líder.