Un equipo de trabajo conformado por los bodegueros de las Bodegas Viñátigo, Tajinaste y Monje de la Isla de Tenerife, Bermejo de Lanzarote y Frontón de Oro de Gran Canaria, parten hoy a los Estados Unidos y Canadá para poner en valor la filosofía y los vinos Canary Wine, actualmente tan valorados y demandados en aquellos países, así como para profundizar en la comercialización de los mismos en estos pujantes mercados internacionales.