El logo del AVE junto al de Renfe en uno de los vagones del tren de alta velocidad

Renfe registró un beneficio neto de 70 millones de euros en 2017, con lo que se anotó así las primeras ganancias de su historia sin incluir extraordinarios, según informó la compañía ferroviaria.

La compañía ferroviaria logra así superar sus históricos números rojos, en vísperas de que el transporte de viajeros en tren se abra a la competencia a finales de 2020.

La operadora atribuye este resultado al incremento del número de viajeros, especialmente del AVE, que impulsó sus ingresos hasta sumar 3.578 millones de euros, un 10,8% más que en el año anterior.

Más de 1 millón más de toneladas de mercancías y 16,5 millones más de pasajeros

En concreto, los trenes de Renfe consiguieron 16,5 millones de viajeros más el año pasado y transportaron 1,3 millones de toneladas de mercancías más.

Renfe elevó un 4% los ingresos generados por todos sus servicios de transporte de pasajeros, que sumaron 2.386,6 millones de euros.

Estos ingresos incluyen los generados por los trenes comerciales -los de AVE y Larga Distancia-, que no tienen subvención pública, y los de Cercanías y Media Distancia convencional, considerados como servicios públicos, que reciben aportaciones públicas porque no son rentables y por los que Renfe presta por encomienda del Estado, para garantizar la cohesión territorial y la movilidad de los ciudadanos.