La Ministra de Turismo, Reyes Maroto se reúne con miembros de CAEB (Confederación de Asociaciones de Empresarios de Balea,) en un desayuno informativo en la sede de CAEB en Palma. En la imagen, la Secretaria de Estado de Turismo, Isabel Oliver (1i), la Ministra de Turismo, Reyes Maroto (2i), la Presidenta de la CAEB, Carmen Planas (2d), Rosario Sánchez (1d), y miembros de la Asociación.-EFE

Empresarios y hoteleros de Baleares han pedido hoy a la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, medidas para frenar la "turismofobia" en las islas, tras los últimos casos de manifestaciones y pintadas contra el turismo masivo.

Tras la reunión que han mantenido hoy en Palma con la ministra empresarios y hoteleros, la presidenta de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), Carmen Planas, ha mostrado su preocupación por estos hechos.

Planas ha solicitado la actuación de la administración pública para evitar este tipo de protestas que se están produciendo en Baleares, aunque también en otros puntos del país, ha señalado.

"Creemos que nos puede hacer mucho daño a nuestras empresas y a nuestro sector turístico, que es el motor de nuestra economía", ha dicho la dirigente empresarial.

Planas ha pedido "más control y más policía" para evitar este tipo de protestas.

La presidenta de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FHEM), María Frontera, ha declarado a los periodistas que hay "algunos pequeños grupos antiturísticos" que llevan a cabo acciones que recogen los medios de comunicación y que tienen un "alcance a nivel internacional que deberíamos cuidar".

"Evidentemente, condenamos cualquier acción de este tipo", ha añadido Frontera, que ha reivindicado el papel del sector turístico como motor de la economía española.

La empresaria también ha solicitado "medias adecuadas" a la administración pública para que no se repitan este tipo de protestas.

El sábado pasado, un grupo de la plataforma "Ciudad para quien la habita" llevó a cabo en el aeropuerto de Palma una protesta durante la cual exhibió una pancarta grande en la que se leía "Tourism kills Mallorca" (El turismo mata a Mallorca).

Días antes, el grupo independentista juvenil Arran desplegó en un autobús que paseaba a turistas por Palma una gran pancarta en la que se leía "Paremos la masificación turística en los Países Catalanes".