El principal sindicato en Francia de la industria hotelera, UMIH, denunció hoy ante el Tribunal de Comercio de París a la plataforma de alquileres turísticos Airbnb por "competencia desleal".

La Unión de Oficios e Industrias Hoteleras (UMIH, por sus siglas en francés), reprocha a Airbnb Irlanda, con sede en Dublín, que entre otros puntos no desactive los anuncios de pisos que ya han sobrepasado el límite de 120 días de alquileres autorizados al año en la capital.

"Airbnb aprovecha todas las oportunidades para interpretar la ley a su manera", dijo el presidente del sindicato, Laurent Duc, en declaraciones al diario Le Figaro.

UMIH busca que la plataforma cese ese tipo de prácticas y pide una condena simbólica de 143 euros, la cantidad que fue condenado a pagar en febrero un parisino que subalquiló su apartamento sin la autorización de su propietario, y 50.000 euros por gastos de abogados.

"Le Figaro" destacó que Francia es el segundo mercado para Airbnb, por detrás de Estados Unidos, y París la ciudad del mundo en la que ofrece más alquileres, con unos 65.000 anuncios.