El vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, mantuvo una reunión con el presidente de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE), Agustín Manrique de Lara, y varios miembros del Comité Ejecutivo del ente, donde presentó los presupuestos de la Comunidad Autónoma de Canarias del área que dirige para 2019, que aumentan un 2,7% con respecto a las cuentas de 2018 con la suma de 362.349.742 euros, así como la 'Estrategia Canaria por la Movilidad Sostenible 2019-2025' y explicó los términos en los que se ha cerrado el acuerdo con el Ministerio de Fomento relativo al convenio de carreteras, detallando que hay proyectos pendientes por valor de 800 millones de euros a la espera de la rúbrica.

Pablo Rodríguez subrayó: "Como ya he comentado en más de una ocasión, son fundamentales y necesarios los encuentros del Ejecutivo canario con el tejido empresarial de Canarias. Dialogar y escuchar a las organizaciones que contribuyen de manera decidida a la generación de riqueza y empleo en el Archipiélago es imprescindible para poner en marcha políticas eficaces y en sintonía con la realidad de Canarias y ahí radica la importancia de encuentros como el que hoy celebramos".

Al mismo tiempo, el vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias expuso que en los presupuestos de 2019 se han fijado 237.005.293 millones de euros para infraestructuras viarias, 87.925.238 millones de euros para transportes y un total de 31.531.013 millones de euros para puertos. En materia de carreteras, el Pablo Rodríguez indicó: "Las condiciones acordadas con el Gobierno del Estado para el nuevo convenio de carreteras va a traer a Canarias en los próximos ocho años 2.100.000 euros aproximadamente, que va a generar un impulso importante a la obra pública, pero, sobre todo, va también a generar muchos puestos de trabajo en un sector que sufrió bastante durante la crisis y va a permitir dar respuesta a los problemas de movilidad de cada una de las Islas".