Resultado de imagen de Eustasio López lopesan

Lo que se investiga en estos momentos es si el empresario, que ya reconoció ante el juez instructor hace días haber estado con este proxeneta y algunas chicas, tuvo relación con alguna de las víctimas menores de edad.

 Según la información publicada en El Mundo .es

La Policía Nacional ha interrogado este jueves como investigado a Eustasio López, el empresario más rico de Canarias, por sus presuntos vínculos con una red de prostitución de menores. Esta trama fue desarticulada el pasado mes de noviembre después de una investigación de meses sobre una agencia de azafatas llamada '18 Lovas'. En realidad detrás de esta agencia se escondía un proxeneta apodado Yino, que convencía a chicas menores de edad o con la mayoría de edad recién alcanzada para que se prostituyeran a cambio de cantidades muy bajas de dinero.

El proxeneta, además de quedarse con la mitad de las ganancias de las chicas, se las facilitaba a unos cuantos contactos de su red, entre los que presuntamente estaba el empresario Eustasio López, que es el presidente del grupo hotelero Lopesan, el más grande de Canarias, donde cuenta con unos 30 hoteles.

Lo que se investiga en estos momentos es si el empresario, que ya reconoció ante el juez instructor hace días haber estado con este proxeneta y algunas chicas, tuvo relación con alguna de las víctimas menores de edad. Hay testimonios ante los investigadores así lo afirman.

El entorno del empresario, con el que se puso en contacto este periódico hace ya semanas para preguntarle sobre el asunto, niega tajantemente que López haya mantenido relaciones con menores de edad. También niegan que Eustasio tuviera relación alguna con Yino, al que aseguran que "no conoce de nada".

También negaron a este periódico que Eustasio hubiese estado en una fiesta en la localidad Gran Canaria de Ayagaures, en la que presuntamente él y otro de la trama mantuvieron relación con ocho chicas a la vez, al precio de 50 euros cada una. En esa fiesta al menos había una menor, según los testimonios de las víctimas. Las declaraciones policiales afirman que los dos asistentes a esas fiestas "querían penetrar a las ocho chicas y terminar con una en la habitación".

Reconoce haber estado en la fiesta

En el escrito que presentó este poderoso hombre de negocios en el juzgado sí reconoce haber estado en esa supuesta fiesta, aunque según su explicación se trataba de una comida de negocios en la que sorpresivamente aparecieron varias chicas y, a cambio de nada, él mantuvo relación con tres de ellas. Mantiene que ninguna de ellas era menor de edad, y que después de aquella vez, nunca más estuvo con Eugenio en situaciones de ese tipo, ya sólo hubo encuentros profesionales (porque Eugenio proveía de agua a algunos establecimientos del empresario).

Se da la circunstancia de que la inmensa mayoría de las víctimas, entre las que se contabilizan ya ocho menores de edad, son chicas en situaciones muy desfavorecidas. La red las captaba de centros de acogida del gobierno canario, y se trata de jóvenes con situaciones familiares o económicas muy complicadas. La desigualdad entre proxenetas y víctimas, era por tanto, extrema: millonarios y poderosos de las islas, y chicas menores de edad sin trabajo, estudios, dinero y en ocasiones, ni familia.

En esta operación, llevada a cabo por la Policía Judicial de Las Palmas, la Fiscalía de Gran Canaria y el Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas ya fueron arrestadas al menos seis personas en noviembre. Uno de ellos como mínimo terminó en prisión.

De los informes policiales básicamente se desprende que Yino y su cómplice Eugenio actuaban como proxenetas de las chicas.

El resto de investigados sobre todo parecen clientes de estos dos, a los que encargaban con asiduidad que les enviaran jóvenes para mantener relaciones sexuales. De los pinchazos se deduce también que esta trama funcionaba sin ningún cuidado, con total impunidad a sabiendas de que muchas de las muchachas tenían apenas 16 años, aunque también había otras de 18.

En un pinchazo telefónico con fecha del 7 de octubre pasado, aportado al sumario de la causa, se escucha cómo Eustasio López llama al proxeneta Eugenio. La Policía transcribe en su informe: «Eustasio le comenta que se va para Madrid, y que las chicas del otro día 'estaban muy bien'. Eugenio le cuenta que este fin de semana va a ser genial, que 'esta noche bajan tres y se quedan a dormir' y 'el domingo vienen cuatro para un asadero'».

Pero no es esta la única referencia que hay al empresario. Según los informes policiales, uno de los clientes de Yino, apodado Tony el italiano, tiene mucha relación con otro cliente al que se refieren como «el millonario», «el abogado» o «el Lopesan» (la principal empresa de Eustasio). Y añade la Policía: «No dicen su nombre porque es una persona muy influyente».

En un momento de su relación, el proxeneta Yino se enfada con su compadre Eugenio, que al parecer está llamando directamente a las chicas para que se prostituyan, y deja a Yino sin su comisión: «Quiere las tías para él». «Pa Él y presentárselas a los amigos y quedar bien! ¡Y pa llevárselas al de Lopesan!».

Después de su declaración ante la Policía como investigado, falta saber si el juzgado le llamará también a declarar como investigado.

Según la información publicada en El Mundo .es

 

El empresario Eustasio López ha hecho público este jueves el siguiente comunicado:

"En el día de hoy, Eustasio López ha comparecido en sede policial para prestar declaración en relación con los hechos que se tramitan por el Juzgado de Instrucción Nº 2 de Las Palmas de Gran Canaria. Eustasio López confía plenamente en la Justicia, y está seguro de no haber cometido ilícito penal alguno.

Con carácter previo a la comparecencia desarrollada hoy en sede policial, y ante las informaciones aparecidas hace varias semanas sobre este asunto, que dieron lugar a una masiva campaña contra su persona emprendida a través de mensajería en teléfonos móviles y redes sociales, Eustasio López ya presentó por iniciativa propia y en sede judicial, el pasado 2 de marzo, un escrito aclaratorio en el que detalló su relación circunstancial con los hechos que se instruyen.

Al mismo tiempo, desea aclarar que no tiene, ni ha tenido, ningún tipo de relación con la persona que presuntamente dirigía la agencia de modelos. No lo conoce y nunca ha mantenido conversación alguna con él.

Su relación con el empresario propietario de la finca es estrictamente mercantil, y jamás, salvo en la ocasión en que coincidieron en ese lugar, volvió a tener relación personal que no fuera más allá de la empresarial. Nunca volvió allí y nunca estuvo con él en ningún otro lugar de manera privada.

En cuanto a la conversación telefónica que Eustasio López mantuvo con dicho empresario el 7 de octubre de 2016, es necesario precisar que ésta se produjo estando en el Aeropuerto de Gran Canaria para tomar un vuelo con destino a Madrid. En ella se hace referencia a unas chicas mayores de edad, que asistieron a una despedida de soltero que tuvo lugar el día 5 en un hotel de la capital grancanaria, a la que no asistió el aludido empresario, aunque sí era conocedor de su existencia. Respecto a una supuesta fiesta que se iba a organizar ese fin de semana, está documentado que en esas fechas, Eustasio López se encontraba fuera de la isla de Gran Canaria.

Finalmente, desea reiterar toda su voluntad de colaboración y afirma de manera rotunda que no ha cometido ningún acto ilegal".

El comunicado se produce a partir de las informaciones en relación con esa comparecencia ante la Policía en el marco de la investigación del caso conocido como 18 Lovas, sobre una presunta trama de prostitución que derivó en varias detenciones en Gran Canaria y con la presencia de menores entre quienes entraban en contacto con clientes de esa red.