La incautación de un navío chino por parte de Corea del Sur revelada hoy, por supuestamente transferir crudo a un barco norcoreano es el último episodio de una trama ilegal que ha despertado las críticas del presidente estadounidense, Donald Trump.

Fuentes gubernamentales citadas por la agencia Yonhap dijeron hoy que sus autoridades aduaneras requisaron el Lighthouse Winmore, un navío con bandera de Hong Kong, a su llegada al puerto de Yeosu (sur) el 24 de noviembre, después de transferir unas 600 toneladas de petróleo refinado a un navío de Corea del Norte el 19 de octubre.