Ministerio de Defensa de China afirmó hoy que los vuelos de sus cazas militares en las inmediaciones de la isla de Taiwán, separada unilateralmente del régimen comunista chino, continuarán en el futuro e incluso se "regularizarán", pese a las frecuentes protestas del Gobierno independentista taiwanés.

"Taiwán es parte de China, los entrenamientos de la Armada y la Fuerza Aérea son actividades de rutina y los continuaremos realizando según lo planeado, se regularizarán gradualmente", destacó el portavoz del ministerio, Ren Guoqiang, en rueda de prensa.

Los ejercicios "no tienen la intención de comprometer la seguridad regional sino todo lo contrario, el desarrollo de las Fuerzas Aéreas chinas es impulsado para promover la paz y la seguridad en la región", añadió el portavoz.

Esta semana, el Ministerio de Defensa de Taiwán emitió un informe anual en el que aseguró que las frecuentes maniobras militares chinas cerca de la isla, que se han intensificado desde el mes pasado, suponen una "enorme amenaza" a su seguridad.