Varios vehículos diplomáticos aguardan aparcados ante la sede del Ministerio de Exteriores de Rusia, en Moscú

Estados Unidos, Canadá y 14 países europeos, entre ellos Francia, Alemania e Italia, han anunciado este lunes la expulsión de diplomáticos rusos de sus respectivos territorios en una acción coordinada de respuesta al envenenamiento en Reino Unido del expía Sergei Skripal y su hija, que las autoridades británicas y sus aliados occidentales atribuyen a Rusia.

Así, el Gobierno estadounidense ha decidido expulsar a 60 funcionarios y cerrar el consulado ruso de la ciudad de Seattle, en el estado de Washington, uno de los cuatro consulados generales de Rusia en el país. El objetivo, según han explicado fuentes gubernamentales en una rueda de prensa telefónica, es "enviar un mensaje claro a los líderes rusos", aumentar la seguridad nacional y reducir la capacidad de espionaje del Kremlin.