La secretaria de Estado de Turismo, Matilde Asián, ha dicho que en 2018 entrarán en vigor cambios en la legislación británica para evitar las denuncias falsas de sus turistas al regresar de sus vacaciones en España.

En declaraciones a los periodistas, Asián ha dicho que carecen de cifras oficiales sobre el número de denuncias falsas que se presentan.

No obstante, ha instado al sector hotelero a que denuncie a quienes se sitúan en zonas próximas a los alojamientos para incitar a los turistas británicos a presentar denuncias falsas, aunque ha reconocido que son pocas las denuncias que se han remitido a la Fiscalía.

La secretaria de Turismo ha explicado que esta situación obedece a que el derecho británico es "muy protector" con el consumidor, y que al turista le basta con una factura del hotel y un medicamento para combatir una intoxicación alimentaria para reclamar una indemnización.

Además, influye el hecho de que en los contratos con los operadores turísticos los hoteleros asuman una cláusula por la que se comprometen a que sea el derecho británico el que rija y a que el operador pueda repercutir las posibles reclamaciones.

Los hoteles españoles se enfrentan en el Reino Unido a reclamaciones millonarias por las supuestas intoxicaciones alimentarias que consideran falsas, alentadas por despachos de abogados británicos que se han especializado en promocionar este tipo de demandas.

La secretaria de Estado de Turismo ha hecho estas declaraciones tras asistir a la entrega del galardón "HI Fondo para la Sostenibilidad" al Ecohostel Bettmar de Canarias, premiado como el albergue más sostenible del mundo.