El Servicio de Urgencias Canario (SUC) y los hospitales canarios participan en el Proyecto Angels, cuyo objetivo principal es reducir el tiempo de asistencia en los pacientes que sufren un ictus, teniendo en cuenta que una rápida atención aumenta las probabilidades de sobrevivir a la enfermedad y dismi-nuye sus secuelas.

Para ello, se está llevando a cabo un plan de formación dirigido a todos los profesionales sanitarios del ámbito de la atención prehospitalaria y hospitalaria que se tienen que enfrentar a este tipo de patologías. El fin que persigue esta formación es doble: por un lado, enseñar al personal sanitario de las ambulancias a realizar un rápido diagnóstico del accidente cerebrovascular que permita iniciar cuanto antes su tratamiento y, por otro, poner en alerta al centro hospitalario especializado en este tipo de patología para que la atención hospitalaria del paciente sea inmediata en cuanto llega al centro.