La portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Dolores Corujo, considera “un paso importantísimo” la decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de sacar la transexualidad de la clasificación de enfermedades mentales y defiende la necesidad de continuar trabajando en Canarias por una ley que no exija informe psicológico para demostrar que no existe trastorno.

Como recuerda, la OMS pasa ahora a considerar la transexualidad como una cuestión meramente física reducida a la falta de adecuación del cuerpo al género que siente la persona, decisión que es aplaudida por el PSOE de Canarias.

Hay que recordar que en una reciente rueda de prensa celebrada en Tenerife, el PSOE adelantaba su apoyo al texto consensuado con los colectivos trans y LGTBI en la redacción de la nueva ley integral de transexualidad de Canarias que en estos momentos se encuentra en fase de elaboración en la Coordinadora LGTBI de Canarias.

En ese acto informativo, la activista y diputada socialista en la Asamblea de Madrid, Carla Antonelli, hacía hincapié en la necesidad de que el nuevo texto corrija las carencias detectadas en la ley de 2014, para lo que se tomarán como referencia normas como la madrileña de 2016.