El Novichok, el agente nervioso que envenenó a una pareja de británicos en Annesbury, en el sur de Inglaterra, se encontraba dentro de un frasco de perfume, aseguró el hermano de una víctima.

Según declaraciones de Matthew Rowley a la BBC, su hermano Charlie, todavía hospitalizado, le explicó haber recogido en la calle un frasco de perfume.

Charlie Rowley fue ingresado el 30 de junio en estado crítico, aunque su situación mejoró y ahora se encuentra "grave pero estable", según los médicos.