Las autoridades españolas elevaron este martes a 18 el número de migrantes muertos la víspera intentando alcanzar las costas de España en precarias embarcaciones durante una tormenta, e informaron que otros 17 están desaparecidos.

Cien migrantes más lograron ser rescatados por los guardacostas el lunes.

Trece personas murieron cerca de las costas de Melilla, enclave español en el noreste de Marruecos.

Otros cinco cadáveres fueron recuperados cerca de Cádiz, informó este martes la Guardia Civil, indicando que los socorristas buscan todavía por tierra y mar a entre 15 y 17 desaparecidos.